9 de julio de 2006

Hay que venir al sur

Llegó desde su Italia natal y... se quedó. Programas de entretenimiento, telemaratones benéficos y un sinfín de hits de pista de baile veraniega. Todavía hoy es frecuente escuchar algunos de sus temas en cualquier bar y eso, más de treinta años después, tiene bastante mérito.
La coreografía de éste es, simplemente, in-des-crip-ti-ble. Lástima que nadie se la sepa. ¿Se imaginan a todo el bar repitiendo al unísono estos pasos como si se tratara del Aserejé? En fin, les dejo con la más grande embajadora de la dieta del spaguetti. Con ustedes, Rafaella Carra.


Vídeo anterior | Siguiente vídeo

4 comentarios:

Cinephilus dijo...

Y vaya si se quedó! Este mismo mes acaba de sacar un disco Roser (sí, aquella que se morreaba con Jesús Vázquez en el vídeo de "Boca a Boca") que se titula "RAFFAELLA" con 12 VERSIONES (¡¡¡¡doce!!!!) de la Carrá.
Todo vuelve... Sí, la caspa también..
Explota, explótame, explo, explota, explota mi corazón... (Qué le voy a hacer: a mí me encanta, jeje)

inquilino dijo...

Bueno, ya sabes que tienes de aquí al sábado (eso hacen... ¿cinco días?) para practicar y aprenderte bien la coreografía. Yo pongo el sofá ;-)

dekker dijo...

Hace tiempo me contaron una anécdota sobre esta mujer. En conversación de un español y un italiano - y no es un chiste, de verdad - el español le comentaba al italiano que Raffaella Carrá tenía mucho éxito en España porque casi nadie la entendía bien en el programa que en aquellos momentos estaba presentando en la tele. El italiano comentó que en Italia también tenía mucho éxito y que todo el mundo se reía mucho con ella (o de ella)... porque allí tampoco la entendía nadie.

Esta cancioncita suena un montón todavía... y lo que le queda. Estoy seguro que ya no voy a poder evitar tenerla en la cabeza horas y horas...

inquilino dijo...

Pues no será un chiste, dekker, pero yo me tronchoooooooooooooooo X-D