6 de febrero de 2011

El DNI y la indefensión del ciudadano

Hace justamente una semana un descuidero me hurtó el bolso mientras charlaba con una amiga en el interior de una cafetería. Se llevó llaves, tarjetas, efectos personales de gran valor sentimental y profesional y mi DNI. Inmediatamente, con la inestimable ayuda de mi amiga, me puse en marcha para paliar el daño: llamé a mis dos bancos para anular las tarjetas, puse la correspondiente denuncia en comisaría y cambié las cerraduras de mi casa. En otras palabras: hice todo lo que estaba a mi alcance para que el robo quedara ahí, así que ya solo me quedaba esperar a que se me pasara el disgusto por la pérdida de esos efectos personales y cruzar los dedos para que aparecieran.
Uno de mis bancos me pidió que les entregara copia de la denuncia, el otro no. Se limitó a decirme que estuviera tranquila porque ya habían anulado las tarjetas y que me enviarían pronto las nuevas a casa. Pero, a los tres días, yo ya estaba más o menos repuesta del tema y andaba enfrascada en mi trabajo cuando me percato de que hay un movimiento sospechoso de 400 euros en mi cuenta. "Imposible", me digo, "las tarjetas están anuladas y ahora mismo ni siquiera yo podría sacar dinero", así que me pongo en contacto, alarmada, con mi banco buscando una explicación. 
Al rato me llaman de la oficina y me cuentan que una persona se ha presentado en otra oficina con mi DNI y, sin saberse número de cuenta alguno ni presentar tarjeta ni libreta, ha solicitado que le extraigan 400 euros de mi cuenta. Precisamente, 400 euros es el límite que separa el hurto -que es una falta- del robo -que es delito-. Por si ello no fuera suficientemente sospechoso, la persona en cuestión llevaba el brazo derecho escayolado para, de este modo, firmar el recibo con la mano izquierda y poder justificar que la firma no se parece en nada. La cajera, lejos de sospechar, decide darle el dinero porque, según ella, "no pedía demasiada cantidad". ¡¡¡400 euros!!! ¿Eso no es demasiada cantidad? Pues lo será para una cajera de banco porque lo que es a mí me cruje. En fin, sigo.
Me voy al banco enfadadísima y empiezo a quejarme. Ellos se justifican diciendo que yo avisé del robo de las tarjetas, no del DNI y que por eso no hicieron más. Debido a los nervios y mi inexperiencia, me conformo de momento y me limito a exigir al banco que pongan las medidas oportunas para frenar el tema. Lo hacen, porque al día siguiente vuelve a haber otro intento de desfalco pero como ya están avisadas todas las oficinas no logran nada. Eso sí, mi DNI sigue en poder de la suplantadora. 
Evidentemente, mi siguiente paso es poner dos nuevas denuncias, una por el robo de los 400 euros y otra por el intento del día siguiente. Y, a continuación, ya con la cabeza fría, me pongo a reflexionar: ¿y si resulta que pierdo solo el DNI también tengo que dar parte a mi banco? ¿En qué cabeza cabe eso? ¿En qué parte de mi contrato bancario está escrito? Porque, digámoslo claro, a mí me robaron el bolso, pero después el robado (o estafado) fue el banco, no yo, y no tengo por qué ser yo quien prescinda de los 400 euros. Así que me pongo a escribir una reclamación contando todos los hechos, adjunto mi denuncia, la firmo electrónicamente para que quede constancia y se la envío al banco. 
Me contestan que lo están estudiando y que en diez o quince días me contestan, pero hasta entonces yo hago frente a los 400 euros. Evidentemente, la respuesta no me satisface, así que ya veremos qué otras medidas adicionales tomaré (organizaciones de consumidores, Banco de España, etc.).
No obstante, lo que más me preocupa de este caso es la enorme sensación de indefensión provocada a raíz de un documeto -el DNI- que en principio debería servir para todo lo contrario. Leyendo por Internet me encuentro con casos similares de gente que ha acabado en el registro de morosos por impago de créditos solicitados mediante suplantación de su identidad a raíz del robo de su DNI. Evidentemente, una vez puesta la denuncia, la ley está de su parte, pero a posteriori: vas a solicitar un crédito y te lo deniegan porque estás en el registro de morosos, así que te toca investigar por qué, demostrar que tú no fuiste y pleitear hasta que limpian tu nombre. Y vuelta a empezar la siguiente vez hasta que caduque tu DNI o decidan dejar de emplearlo para fines delictivos.
Con un panorama así dan ganas de ir siempre indocumentado, la verdad. El caso es que, dándole vueltas a este asunto, creo que una simple reforma legislativa sería suficiente para poner freno a este tipo de actos y asegurar la seguridad jurídica de todos los ciudadanos, que es de lo que se trata. El DNI electrónico lleva un chip de firma electrónica cuyas claves quedan revocadas de forma inmediata en cuanto se pone la denuncia en comisaría. Cualquiera que quiera hacer uso de las claves electrónicas de ese eDNI no podrá, puesto que cualquier aplicación informática, al verificar su validez, recibirá una notificación de que la seguridad de esas claves ha sido comprometida y, por tanto, han sido anuladas. 
El caso del DNI como objeto físico es más complicado porque es una persona (el cajero del banco, un prestamista...) el que decide fiarse de ese documento. No obstante, cada DNI lleva asociado, además de su número, unos datos de expedición y número de serie. Creo que debería modificarse la ley para crear un registro de DNI comprometidos o bajo sospecha. Técnicamente es muy viable, puesto que ya existe una plataforma de verificación de datos de identidad a disposición de las Administraciones Públicas. El objetivo de esta plataforma es no tener que presentar fotocopia del DNI cuando hacemos trámites con cualquier Administración, pero igual que se presta este servicio se podría habilitar otro en el que, al consultar un número de DNI, avisara si hay denuncias por robo o desaparición sobre este e indicara qué números de serie están marcados como inválidos.
De este modo, la responsabilidad ante una estafa por suplantación de identidad recaería en la entidad que ha admitido el DNI sin comprobación previa y el ciudadano que extravía su DNI no tendría que vivir intranquilo hasta la caducidad de su documento pensando qué fechorías se estarán cometiendo en ese momento con su DNI.
Mi siguiente paso en esta historia -pleitos con mi banco aparte- es enterarme por qué vía puedo mover esta iniciativa a ver si logro que llegue al Congreso y se tomen las medidas oportunas para que nadie más se vea en mi situación. Seguiré informando en este blog por si quieren adherirse a la iniciativa. Creo que es por el bien de todos.

Todo este embrollo continúa en este post.

13 comentarios:

Andrés dijo...

Si se produce la pérdida o robo del DNI, en cuanto se denuncia a la policía todo aquello que se realice con ese DNI carece de validez.


"El procedimiento es exactamente el mismo. Si te lo han robado deberás denunciarlo ante las autoridades, y si lo has perdido deberás notificarlo. Lo primero que harán será desactivarlo para que no pueda ser utilizado por nadie, perdiendo así todo su valor."

http://educacion.practicopedia.com/que-hacer-en-caso-de-robo-o-perdida-del-dni-1581

inquilino dijo...

Andrés, me di cuenta del robo a las 14:00 y a las 14:15 estaba poniendo la denuncia en la comisaría.
Y tres días después, aunque se supone que no tiene validez lo que se haga con mi DNI, me encuentro con 400 euros menos en mi cuenta. 400 euros que, como pronto, voy a recuperar dentro de 15 días.
¿Es eso justo? ¿Es de recibo?

Peter P. dijo...

Me parece tremendo, indignante, tercermundista, ... Yo conocía un caso similar y me sigue dejando atónito que no haya una forma de evitar esto. Me parece estupenda tu iniciativa de intentar que este caso se haga popular para que se intente por todos los medios de evitar este tipo de barbaridades. Ahora mismo lo publico en mi muro del Facebook. Besos

Marisunflowers dijo...

Vi un caso aún peor en televisión, en el que una chica había tenido que enfrentarse a varios juicios por matrimonios fraudulentos (para dar papeles a extranjeros), porque le robaron el DNI y lo estaban utilizando para eso. Y, lo peor... ¡Encima la habían declarado culpable en alguno! Flipa...

inquilino dijo...

Marisunflowers, ¿no tendrás por ahí la fuente del caso que comentas? Me vendría muy bien para mi argumentación poder recurrir a la fuente original porque me está costando mucho hacer comprender a algunos la cantidad de barrabasadas que pueden llegar a cometer con un DNI.
Gracias por comentar

Oscar Antón dijo...

Te tienen que devolver esa cantidad. La sola presentación del DNI no es suficiente para retirar fondos de una cuenta sin comprobaciones necesarias (trabajo en una caja de ahorros y esto de las comprobaciones siempre fue un suplicio con los clientes -en plan: para ingresar bien que no pedis DNI ni comprobáis firmas, etc- perdón, que divago).
El que entrega el dinero debe comprobar la foto del DNI, comprobar la coincidencia de firma y en caso de presentarse sólo con el DNI en mi entidad solemos pedir conformidad a la oficina dónde este abierta la cuenta y que suele conocer al titular (al que ponemos al telefono para verificar).

Tu caso es de libro pero si no responden a tu favor (que estoy por apostar que si que lo harán) pon una reclamación via Banco de España y lo que haga falta.

Un saludo y suerte. Si necesitas algún otro consejo mandame un mail y encantado te respondo.

inquilino dijo...

Gracias por tu apoyo, Óscar. En efecto, el banco me acaba de confirmar que me va a devolver el dinero y me ha pedido miles de disculpas.
Me gusta tu comentario porque me ayuda a explicarme cómo es posible que la cajera accediera a dar ese dinero. No la voy a justificar, porque ha metido la pata. Pero también es verdad que los que trabajáis de cara al público tenéis que aguantar cada historia de los clientes que no me extraña que más de una vez se haga la vista gorda para no tener que aguantar una bronca injustificada.
Nuevamente, muchísimas gracias

BESOS dijo...

Al final la tecnología en vez de hacernos la vida más fácil no la complica cada vez más.

fernando dijo...

.-Hola buenas tardes Inquilino, buceando en internet para conseguir información he acabado en este blog, me ha ocurrido los mismo pero con 5200 euros estamos hechos polvo, ¿ alguna ayuda par reclamar a la caixa que es donde nos ha ocurrido ?

mil gracias

lopezsanchez dijo...

Hola, Fernando:
Siento muchísimo lo que te ha pasado. Imagino cómo debéis sentiros. Lo peor es que sigue sin ponerse coto a esta vía de fraude. Cuando en su día intenté que se hiciera algo (puedes leer mi serie de posts al respecto), no encontré más que incomprensión por parte de los poderes públicos e, incluso, me pusieron a caer de un burro en meneame.
Lo primero que tienes que tener claro es que en este caso el estafado no has sido tú, sino tu banco y que es este el que tendrá que asumir la pérdida. Espero que pusieras denuncia cuando te sustrajeron el DNI, porque eso es lo que va a probar que tú no eres responsable de esos 5200 euros.
Ahora mi consejo es que vuelvas a la misma comisaría y pongas una nueva denuncia que complemente la anterior, ya que es un nuevo hecho delictivo derivado del primero.
Supongo que ya le habréis montado el correspondiente pollo al director de vuestra oficina. Exigid que os abran una nueva cuenta, trasladen tarjetas, recibos, dinero, etc. a esa nueva cuenta y, de paso, bloqueen la anterior con un aviso para que sí los delincuentes vuelven a intentarlo les salte un mensaje a los empleados para que den parte. En mi caso fue bastante efectivo porque gracias a eso obtuvieron una imagen de la persona en cuestión para que la policía pudiera actuar en consecuencia.
Una vez hecho esto, debes gestionar la devolución del dinero. Habla con tu banco. Si no se atiene a razones, solicita realizar una queja formal y por escrito. El Banco de España está encargado de supervisar cualquier mala praxis de las entidades y como tal tiene algo así como una oficina de atención al consumidor bancario. Sin embargo, para elevar una queja al Banco de España,este exige que antes se haya agotado la primera instancia, que es esta reclamación que debes poner a través del cauce oficial, y que hayan transcurrido dos meses sin que te hayan hecho caso. En la reclamación debes contar los hechos, exigir que te devuelvan el dinero, adjuntar las dos denuncias y dejar claro que sí no te solucionan el problema en plazo elevarás tu queja al Banco de España.
En mi caso, apuraron hasta casi los dos meses, pero me lo devolvieron. Espero que actúen igual en tu caso aunque se trate de una cuantía tan grande y que no tengas que ir a juicio.
Mucha suerte

PD. Respecto al DNI, no te van a dejar hacer uno nuevo, sino que te darán un duplicado con la misma fecha de caducidad que el original (para que luego digan que no hay indefensión en caso de pérdida ¡hay que jod...!). Pide, porque estás en tu derecho, que el duplicado te lo hagan con una nueva foto. Así por lo menos, si siguen haciendo barrabasadas con tu DNI (espero que no) podrás oponer un DNI en vigor con aspecto diferente al que están usando los delincuentes.
Y no te olvides de revocar el certificado electrónico si no lo has hecho todavía.

lopezsanchez dijo...

Por cierto, soy inquilino :-)

Begoña Lopez dijo...

Lo mio es mas fuerte aun. Me robaron hace dos años una fotocopia de mi dni en el ayuntamiento de mi localidad. Pillaron a unas personas comprando muebles con dicha fotocopia y les detuvieron. Posteriormente me reclamaron un microcredito y ahora, al ir a pedir una credito al banco, me dicen que estoy en el RAI por impago de una tarjeta de crédito

Begoña Lopez dijo...

Lo mio es mas fuerte aun. Me robaron hace dos años una fotocopia de mi dni en el ayuntamiento de mi localidad. Pillaron a unas personas comprando muebles con dicha fotocopia y les detuvieron. Posteriormente me reclamaron un microcredito y ahora, al ir a pedir una credito al banco, me dicen que estoy en el RAI por impago de una tarjeta de crédito