2 de febrero de 2008

Unos linkitos rápidos

Si no fuera porque me van a llamar pesada de tanto repetir lo mismo, les diría lo atareadísima que estoy. Pero como no quiero que me manden a la porra por plasta y por quejica, en su lugar, les voy a dejar unos linkitos para que se entretengan un rato.
  • En Quiero ser creativo, nos muestran la obra de 18 interesantes y relativamente desconocidos fotógrafos que publican su obra en Flickr. Y digo relativamente desconocidos porque el salto de la web a los circuitos habituales del Arte cada día es más frecuente. De hecho, ya había visto algo de la obra de Rebekka Gudlifsdóttir y Julia Fullerton-Batten en alguna expo sobre fotografía actual; el año pasado en ARCO -mis experiencias en la edición del año pasado aquí y aquí- había alguna cosilla de Thomas Doyle -por cierto, si alguien se apunta al Arco de este año, ya sabe-; estoy casi segura de haber visto algo de Zena Holloway en alguna revista; y estoy bastante harta de que me envíen por mail una y otra vez PowerPoints -dios, cómo odio ese programa- con fotos del proyecto Dreams of flying de Jan von Holleben. En cualquier caso, la recopilación es bastante interesante y pone de manifiesto la gran influencia que las técnicas digitales tienen en la fotografía actual, tal y como mostraba Jano, una de las últimas exposiciones del Reina Sofía, que ya comenté en su día a propósito de mi último atracón fotográfico.
  • Siguiendo con la fotografía, en Epic Edits Weblog, blog dedicado a la fotografía, decidieron hacer un interesante experimento sobre la subjetividad de la mirada. Eligieron una foto cualquiera (esta de la derecha) y les pidieron a una serie de fotógrafos que la editaran como quisieran. 28 fotógrafos y 28 versiones completamente distintas de la misma foto. A mí el resultado del experimento me resulta francamente interesante como punto de partida para reflexionar sobre el concepto moderno de creación: desde el Romanticismo, estamos obsesionados con la originalidad y sobre todo tema o idea que suene a algo ya hecho planea inmediatamente el fantasma del plagio. Esto, que en la actualidad nos parece tan natural, no siempre ha sido así. Lo crean ustedes o no, hubo una época en la que copiar a los maestros no solo estaba bien visto, sino que era imprescindible para demostrar el talento de uno. A finales de la Edad Media y durante nuestro primer Renacimiento, por ejemplo, eran habituales los concursos literarios consistentes en elaborar el mejor poema que imitara las composiciones de algún gran poeta. No se premiaba la originalidad, sino la técnica y el ingenio a la hora de expresar metáforas archiconocidas como la de la mariposa que revolotea sobre la vela.
  • Y, cambiando de género, la semana pasada se celebró el más prestigioso festival de cómic del mundo: el Festival Internacional de BD de Angoulême. Aún no he tenido ocasión -y no por falta de ganas- de hacerme con la obra premiada, Emigrantes, de Shaun Tan, pero ayer, gracias al amigo polizon, tuve la ocasión de leer uno de los Esenciales de Angoulême, la maravillosa Mi mamá está en América y ha conocido a Buffalo Bill. En cualquier caso, lo de incluir el Festival en esta colección de enlaces no es tanto para recomendarles cómics -a eso ya me dedicaré en otro post- sino para señalar una iniciativa estupenda realizada en los días previos al Festival: las 24 horas de la BD, un maratón de historietas en el que han participado 203 autores. Se trataba de realizar una historieta de 24 páginas en 24 horas, con la única restricción de que apareciera una escena de reunión familiar en la página 12. El resultado puede leerse íntegro aquí.


  • Continuando con el cómic, una de comics on-line. La viñeta de arriba se titula "Asockolypse now" y forma parte de toda una colección de tiras que desmontan de forma brillante muchos lugares comunes de nuestra cultura. Uno nunca sabe qué se va a encontrar en cada salto aleatorio por las tiras de Truck Bearing Kibble: desde Apocalypse now protagonizada por calcetines hasta un duelo al sol entre dinosaurios, Hansel chateando con la bruja o los Fraggel escavando en las entrañas de un volcan.
  • Por último, y ahora que se acercan las distintas entregas de premios cinematográficos, si lo desean pueden ver aquí los nominados al Oscar por el mejor corto de animación este año. La verdad, la ceremonia de los Oscars se me antoja bastante descafeinada este año. De momento, de las nominadas sólo he visto Michael Clayton y, aunque es entretenida, su inclusión entre las mejores películas del año me parece que dice muy poco en favor del cine que se ha hecho este año. En cuanto a los Goya, para qué hablar. Aunque me voy a atrever a hacer un pronóstico: El orfanato -que no he visto ni voy a ver en un futuro próximo- será la gran perdedora de este año en detrimento de Bajo las estrellas -que sí he visto y me pareció un despropósito en toda regla-. ¿Que por qué se pegará el morrón la peli de la Belén Rueda? Bueno, simple intuición femenina.
En fin, les dejo ya, que tengo que seguir corrigiendo un sinfín de pruebas, cocinar una tarta de chocolate para una cena con una grupo de amigos maravillosos, salir a correr y dos o tres cosillas más que me quedan pendientes para hoy. Ya saben, sean felices ;-)

1 comentario:

polizon dijo...

Genial las tiras de Truck Bearing Kibble ;)

De los cortos me quedo con el estupendo "Even Pigeons go to heaven" y "Madame Tutli-Putli" (¿a alguien más le ha dado miedo su mirada?). Pero no me quería olvidar de ese previo a la última de Pixar, fabulosa en todos los sentidos, "Ratatouille", con el que consiguieron volverme a dejar con la boca abierta: "Lifted". Es un paso más en animación digital aunque, imagino, menos arriesgado o innovador que algunos de los nominados al Oscar.

(Espero ese post de recomendación de comics, jejeje)