31 de julio de 2007

The rabbit of Seville

(Este post forma parte de la serie Grandes (y pequeños) momentos de la animación. Quizás te interesen también la entrada anterior o la siguiente entrega.)
 
Y seguimos con un repaso a los mejores cortos de animación de la historia. Y seguimos, cómo no, con los homenajes de la Warner a la ópera. De nuevo, Bugs Bunny y Elmer a ritmo operístico, esta vez con el bellcantismo de Rossini. Y, como ocurría en el corto What's opera, Doc?, el tema principal aparece trufado con fragmentos de La marcha nupcial de Mendelssohn y Las bodas de Figaro de Mozart.



Cinco años antes, en 1944, esta ópera ya había tenido una adaptación al cartoon con The barber of Seville, en donde el pájaro loco interpreta el conocidísimo "Largo al factotum". Este corto, en mi opinión, no es tan brillante como el anterior, pero no deja de tener su aquel.



(Este post forma parte de la serie Grandes (y pequeños) momentos de la animación. Quizás te interesen también la entrada anterior o la siguiente entrega.)

2 comentarios:

Cinephilus dijo...

ays... qué grande es bugs :-)

inquilino dijo...

¿grande? ¡¡grandísimo!!
me encanta esa cara indolente que mantiene siempre mientas hace las mayores putadas X-D