9 de febrero de 2007

Accidente

Ocurre todo lo que puede ocurrir ante un accidente. Algunos llaman por teléfono únicamente porque otros también lo hacen. Un buen número grita a voz en cuello pidiendo silencio, pero son pocos los que se quedan en silencio. Se empujan unos contra otros obstruyéndose la vista. Acusan a personas absolutamente inocentes. No prestan atención a las órdenes. Una y otra vez ignoran que se les ha pedido que hagan sitio y guarden silencio y compostura ante un hecho tan terrible. Y otros, dos o tres estudiantes, se comportan contraviniendo las normas del más elemental respeto. Los mejor educados o más indiferentes se han retirado hacia los lados y desde ahí se preguntan quién podría ser el culpable. Uno sugiere que la muchacha se ha herido a sí misma para llamar la atención. Otro lo niega enérgicamente y difunde el rumor de que habría sido un novio celoso. Un tercero dice que, en principio, lo de los celos es verdad, pero que pudo haber sido una muchacha celosa.

Uno al que acusan injustamente comienza a vociferar. Una a la que acusan injustamente comienza a lloriquear. Un grupo de estudiantes evita que se apliquen las medidas que dicta la razón. Alguien rechaza enfáticamente una acusación imitando el estilo que utilizan los políticos en la televisión. El señor Nemeth pide silencio y es interrumpido por la sirena de la ambulancia. Erika Kohut lo mira todo como un animal recién nacido que reconoce la fuente de su alimento y, tan pronto ella parte, la sigue casi pisándole los talones.

Elfriede Jelinek, La pianista, 1993.
Lectura anterior | Siguiente lectura

4 comentarios:

Vargtimen dijo...

¿Esto es de cuando le pone cristales rotos en el bolsillo del abrigo a su alumna?

Me encanta esa película, ¿qué tal el libro?

Saludos

inquilino dijo...

Sí, Varg, así es.
Yo, por desgracia, aún no he visto la película. El libro es fantástico. Terrible, pero fantástico.

Saludos

3'14 dijo...

También he recordado la escena de la peli. El libro no lo he leído. La peli es brutal, y el libro, por el fragmento que has colgado, apunta que no tiene desperdicio.

inquilino dijo...

Creo que hace unos meses colgué otro fragmento. Si haces clic en el enlace Lecturas seguro que te sale.
Totalmente recomendable la novela. Sí, ya sé que la peli también... :-)