15 de marzo de 2006

Re(flexiones) XII

- Ay, sí, malditas prisas, qué Madrid éste, pero luego bien que nos gusta a todos. Se lo decía antes a la chica ésta, lo pisas y ya no sé qué tiene, no te puedes volver a tu pueblo.

Fragmentos de interior, Carmen Martín Gaite, 1976.

Re(flexión) anterior | Re(flexión) siguiente

2 comentarios:

Hades dijo...

Madrid... Carmen... Tanta vida en una imagen... Tanto amor a una ciudad -a una forma de vida y de vivir- en una sola frase... Tanta referencia esencial...

inquilino dijo...

Es que, querido Hades, a Madrid hay que saberla querer, hay que vivirla de un modo especial para que te dé. Pero si lo logras, vaya si te da. ¡¡Y de qué modo!!