31 de diciembre de 2005

Una flota de camiones

Ayer, mi cada día más admirado León nos regalaba estas bellísimas palabras a propósito de esas pequeñas mascotas que todos, lo reconozcamos o no, acaparamos como tesoros.

Yo no tengo muñequitos de goma. Yo tengo una flota de camiones que corren por mi escritorio. ¿Es mi sino romper tópicos sin pretenderlo?


Más sobre mascotas aquí.

2 comentarios:

camaleon dijo...

Feliz comunión de fin de año, un año que ha terminado en feliz encuentro virtual que espero, pronto, materializar con alguien tan sensible como tú.
¡Feliz 2006!

Gracias,

León

inquilino dijo...

Qué maravilloso medio este que permite tan gratos encuentros.
Nos vemos pronto.