3 de noviembre de 2007

Canciones que hablan de mí

Hace un buen puñado de años regalé esta canción junto con otro pequeño puñado de temas. No sé muy bien qué me llevó a hacerlo. No era una de esas ocasiones en las que uno debe hacer un regalo y se devana el seso pensando. Simplemente, se me ocurrió. "Creo que le gustará recibir este disco", pensé. Y, zas, conseguí su dirección y lo envié sin más.



Fue uno de esos regalos que surgen sin motivo y se hacen sin saber muy bien por qué. Poco imaginaba yo por aquel entonces lo que estaba significando aquella época de nuestra vida, lo mucho que íbamos a cambiar desde entonces y todo lo que iba a venir después.

Porque sí: hemos cambiado. Y mucho. Entraron personas maravillosas en nuestras vidas que fueron transformando y moldeando nuestra forma de ser, llenándola de nuevos intereses, mostrándonos que la realidad es más plural de lo que solemos creer cuando tenemos 20 años. Enseñándonos, en definitiva, que la tolerancia es algo mucho más que una palabra grandiosa y que lo más difícil es ser tolerante con uno mismo.

Como dice el amigo elbé, hay días en los que las canciones hablan de uno. Y yo, este fin de semana, pienso en cómo hemos cambiado y en lo bello que resulta saber que hay alguien ahí tan cercano como para percibir esos cambios. Pienso todo eso y me sonrío al saber que esta canción, más allá de lo que dice su letra, habla de mí este fin de semana.

8 comentarios:

3'14 dijo...

Maravillosa canción. También el hecho de tener a alguien cercano que aprecie esos cambios en nuestra vida, como dices en el post.

elbé dijo...

Me ha encantado tu historia de hoy. Y tu canción también. No las entiendo pero me gusta mucho cómo suenan.

inquilino dijo...

Ciertamente, Pi, qué bello es tener a alguien que nos acompañe, nos dé tirones de orejas cuando nos desviamos y nos acaricie cuando nos negamos a continuar. Y, en fin, qué bello poder ir construyendo una banda sonora común que ilustre todo ese camino.

Elbé: su título Nur nicht aus Liebe weinen quiere decir (que me corrijan los blogueros más germanófilos) algo así como Que el amor no te haga llorar.

elbé dijo...

Bonito título, aunque improbable.

inquilino dijo...

Sí, altamente improbable. Aunque, puestos a llorar, hagámoslo por amor, ¿no?

excusatio dijo...

Pintas, escribes, corriges libros, conoces a Zarah Leander...

Seguro que te gustan las películas de la UFA...

Primer caso que me encuentro en el mundo de la tecnología.

inquilino dijo...

¿De la UFA? Bueno, no mucho. Murnau y Fritz Lang. Vamos, lo que todo el mundo. Y, bueno sí, aunque sea políticamente incorrecto, me encanta la estética de lo poquito que he visto de la Riefenstahl.

A veces, el compañero de trabajo esconde muchas y ricas sorpresas. Cuando indagas un poquito, en la tecnología también aparece gente muy interesante :-)

Anónimo dijo...

=)...veo que ya pasó mucho tiempo pero me llamó la atención lo del amor. Hace tiempo leí que, a quien le ha dolido el amor quiere decir que no sabía qué es el amor. =)...de momento no lo entendí, pero luego me pasó jeje y lo que entendí fue que cuando amas respetas la libertad de la persona y eres libre, no te apegas, además que deseas la felicidad de él o ella, y entonces, pude comprender en algo esa frase. No sé si me di a entender jeje. Bueno bye!