9 de diciembre de 2006

¡¡Bien!!


¡Ya tengo mis entradas para Momix! El 10 de enero estaré puntual en el Albéniz para disfrutar de lo lindo con Sun Flower Moon, el último espectáculo de esta compañía que ha revolucionado la danza contemporánea. Los bailarines de Momix se contorsionan, vuelan, se entrecruzan y crean increíbles efectos visuales a partir únicamente de sus cuerpos, un puñado de objetos auxiliares y un magnífico juego de luces y sombras. La economía de medios escénicos es casi total: no se permite nada que distraiga al espectador de ese derroche de sensualidad, fuerza e imaginación. En fin, una experiencia teatral completa que no deberían perderse.

El vídeo que les he encontrado, pese a su escasa calidad, les permitirá hacerse una idea del tipo de coreografías, a medio camino entre el ejercicio gimnástico, el circo y la danza, que desarrolla Moses Pendelton, su líder y fundador.

Y, esta tarde, Play Strindberg en La Abadía, con Nuria Espert, José Luis Gómez y Lluís Homar. ¡Me muero de ganas!

:-)

2 comentarios:

Cinephilus dijo...

aún me dura la congoja post-dürrenmat/strindberg...

insisto: hay que leerse La visita de la vieja dama y Los físicos... son dos obras magnas del teatro universal...

besos de un megafanhipervitaminado

inquilino dijo...

Jo, es que menudo pedazo de texto, menudo pedazo de montaje y menudos pedazos de actores. En fin, que da gusto ir al teatro cuando la experiencia acaba resultando tan satisfactoria.

Y, aquí, la otra megafan (solo que supermineralizada en lugar de hipervitaminada :-) ), como de costumbre, ha acogido gustosa todas las sugerencias y ya se ha hecho con su ejemplar de La visita de la vieja dama. Los físicos no estaba, pero sí la Danza macabra. Ya sabes, por aquello de comparar :-)

Besos