30 de agosto de 2006

Mona Kuhn

¿Qué es lo que lleva a cualquier creación a ser algo más que eso? ¿Qué hace que una película, una obra plástica, un poema, trascienda su esencia física para acariciar sutilmente las esquinas del alma? Sobre este misterio, esta piedra filosofal del arte, llevan dando vueltas generaciones de estetas, teóricos, estudiosos y creadores. Probablemente no exista solución al enigma puesto que lo trascendente parece estar lejos de ser algo absoluto y muy cerca de estar sujeto a las modas y los caprichos de los tiempos.
En cualquier caso, a mí me emocionan especialmente aquellas obras que, arrogantes, le lanzan pregunta tras pregunta al espectador escondiendo mezquinamente todas sus respuestas. Ese tipo de obras que juegan a la elipsis, que sugieren sin contar y que le hablan de tú a tú al que las contempla exigiéndole colaboración activa.
Y las fotos de Mona Kuhn contienen algo de ese enigma. Son fotografías rebosantes de erotismo, que transmiten sensualidad al tiempo que despiertan curiosidad por adivinar -casi confirmar- lo que llevó a esos cuerpos a su estado de sensual languidez.
Les dejo, como muestra, dos fotografías, pero no dejen de disfrutar con la galería de su página web.

2 comentarios:

Cinephilus dijo...

Admitirás que es estupenda tu forma de comenzar con una disquisición intelectual para colarnos fotos de desnudo y, como colofón, acabar con uno de nuestros temas favoritos: la sensualidad, la sexualidad... Jejeje... Estupenda mezcla de registros, pillina ;-)
Estupendo el enlace, por cierto.
Muchos besos desde mi penúltimo día de vacaciones... Snif...
Muaaaaaa
P.S. Y no, claro, no he visto Desde que amanece apetece, pero el trailer ya me permitía hacer la crítica por sí solo... La que sí merece la pena es La noche de los girasoles, qe vi ayer y me dejó bastante impactado... pero la comentaré en mi blog en breve.
P.S.2 La próxima vez creo que en vez de un comentario, te escribo un mail... ;-P

inquilino dijo...

Je je je!! Ah, ¿que no venía a cuento mi disquisición? Pues no me había dado ni cuenta, oye :-P

Hay que ver lo que les gusta a algunos escribir sobre nada. La nada, esa maravillosa cosa que no es cosa ni es nada :-P

Espero impaciente tu post

Tú escríbeme como quieras y donde quieras, guapetón ;-)