17 de diciembre de 2005

Cómplices

Qué gusto descubrir un nuevo cómplice. Qué placer ir coincidiendo, una vez tras otra, en visiones paralelas y complementarias de la vida. Qué ansia por indagar, por escarbar en el otro a sabiendas que encontraré partes de mí.


Espero, impaciente, tus próximas líneas, las nuevas palabras que me lleven a conocerte, a conocernos, aún más.

1 comentario:

Elorri dijo...

Ayer,
sin máscaras,
absolutamente cómplices.