30 de abril de 2006

Re(flexiones) XV

Soportamos pocas personas a nuestro lado cuando lloramos.

Opiniones de un payaso, Heinrich Böll, 1972.

Re(flexión) anterior
| Re(flexión) siguiente

5 comentarios:

Vulcano Lover dijo...

Duro, pero real... Yo, que he llorado mucho últimamente, no he soportado a nadie al lado... A veces, sólo a veces, he tolerado dejar caer alguna lágrima con espectador, siempre sin pedir nada...

inquilino dijo...

Es que en los momentos buenos nos vale cualquiera, pero en los malos... Más aún si uno es gato

Ay, qué trabajito me das ultimamente, saltando de post en post ;-)

Vulcano Lover dijo...

Entiéndelo... que uno llega de puente y otro ha estado superactivobloggero... y a mí que siempre me interesa lo que cuentas... Y ahora que también sé más de ti, pues más... Y... no puedo resistir contestar a todo... Ya sabes que a mí me va el exceso...

fanshawe dijo...

De hecho como mucho soportamos una. Y sólo tiene una salida: abrazarnos sin mirarnos a la cara ni una vez, en silencio. Todo lo demás descartado.

Ni sabía que andabas por aquí. Ahora me caigo me sueño, pero mañana husmeo a ver como lo has decorado todo :-)

Evita dijo...

Gran verdad